Colección 01. “La elegancia de la irregularidad”.

   Inspiración

La colección está basada en los espacios interiores nórdico-japonés y su arquitectura.

La arquitectura japonesa contemporánea es un estilo sencillo y moderado. Al igual que el estilo nórdico, se utilizan materiales y texturas naturales, como el bambú y la madera. Materiales que dejan pasar la luz y paredes blancas que la atraen aún más.

Son casas donde prima lo simple y no lo ornamentado. Sus bases son lo racional, lo natural y funcional.

Por tanto, se utiliza productos duraderos, sencillos e intemporales, la simplicidad es la máxima sofisticación. Es atemporal, un estilo que no caduca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Colores

El color principal y base de esta colección es el blanco. Al igual que las paredes de las casas nórdicas, el blanco es luz, pureza y sinónimo de tranquilidad.

La selección de tonos continúa pasando por el amarillo como color que aporta fuerza, el rosa por su singularidad y el azul por el frescor y la tranquilidad que evoca. Todos ellos son utilizados en la decoración nórdica.