Los océanos del futuro

La producción y el consumo de plástico aumenta en el mundo a un ritmo vertiginoso y las consecuencias son cada vez más visibles en nuestro planeta. Las cifras son alarmantes pues el mar recibe entre 5 y 13 toneladas de plástico por año. Estos llegan al mar a través diversas vías; sistemas de drenaje de aguas en zonas urbanas, agua que fluye por vertederos, vertidos de basura deliberados, residuos abandonados, vertidos accidentales de los barcos o mediante los efluentes de las estaciones depuradoras y plantas de tratamiento de aguas residuales.

Uno de los sectores que más plásticos emplea es el de los supermercados. El reparto excesivo de bolsas y el envasado de todo tipo de productos con este material hace que este sector sea uno de los más denunciados. Su papel es crucial y organizaciones como Greenpeace solicitan alternativas. Por ello han lanzado Ocean of the Future, una pieza que hace hincapié en las consecuencias que veremos en un futuro en todos los océanos del mundo si no se produce un cambio.

Los plásticos de un sólo uso afectan a las especies marinas y de una forma menos directa, a los humanos. Además de que los peces se puedan enredar en los plásticos, estos pueden ingerirlos, lo cual es preocupante teniendo en cuenta la cantidad de químicos que contienen estos materiales.

Además de la conciencia individual es necesario que las grandes empresas e industrias pongan de su parte para evitar que ocurra lo que vemos en Ocean of the Future. Cada vez se usan más las bolsas de la compra reutilizables y cada vez son más los consumidores que renuncian a adquirir bolsas de plástico cuando su compra es mínima. De igual forma, deberíamos preguntarnos lo siguiente; ¿necesitamos que los envases de un solo uso vengan plastificados? Buscar una alternativa es fundamental si queremos que nuestros océanos sigan siendo del mismo color que hoy.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.